Los problemas de Latinoamérica son los problemas de AirEuropa

Después de cerrar el año pasado con la inauruguración de una ruta clave para la continúa expansión de AirEuropa en Latinoamérica y de seguir subiendo las apuestas por las rutas a los países del sur del continente, la compañía aérea se ve casi totalmente abatida frente al desafio de levantar su negocio. Y es que aunque la noticia de los avances en una vacuna han sacudido en euforia los mercados, lo que hay detrás de muchas alegrías es una realidad bastante amarga: Los países más pobres podrían tener que esperar años para vacunar a su población. Esto incluye muchos países sudaméricanos en los que la compañía aérea desarrolla su actividad y además, de manera muy rentable.

Como ejemplo de las complicaciones a las que se enfrentará ponemos la lupa en su ruta mas rentable Bogotá-Madrid cuya ocupación no ha bajado nunca del 95% en los dos sentidos desde su inauguración en junio de 2016. Con una ocupación inaugural del 98% y con el objetivo de posicionarse como la compañía de referencia en el mercado entre Europa y América, Juan José Hidalgo declaraba hace unos años que su crecimiento en el país apenas comenzaba. Pero Colombia es unos de los países más castigados por la pandemia y es que incluso habiendo acumulado 1,27 M contagiados, la verdadera preocupación es cuándo podrá llegar la vacuna. 

Sin ser cifras oficiales Colombia señala tener 10 millones de vacunas aseguradas a través de Covax y 5 millones conseguidas a través de negociaciones directas con farmaceuticas y planes de vacunación que cubren en el primer semestre a trabajadores de la salud, mayores de 60 años y población con comorbilidades aplazando la vacunación del resto de la población hasta 2022, todo esto sin tener en cuenta el desafío logístico que representa el control poblacional en los países con menores ingresos. Pero este panorama desolador no afecta a dicho país únicamente, Brasil cuenta con contratos que le permiten una dosis por ciudadano, se deben suministrar dos. En México esas cifras son la mitad y un sinfín de países pobres, que dependen de la alianza dirigida por la OMS para el reparto de vacunas y tratamiento, entre los que se incluyen muchos de latinoamérica, cuentan con un ratio de 0,2. 

Así, los problemas de Latinoamérica son los problemas de AirEuropa. Venezuela, Bolivia, Panamá, Honduras, República Dominicana, Colombia, Paraguay, Uruguay, Ecuador y Perú, un tercio de los destinos de la compañía se mantendrá al mínimo durante todo el 2021 lo que hace que todas sus apuestas por la región lo lleven a necesitar una recuperación de la que no puede hacerse cargo por sí misma.

Tras una operación de rescate público por valor de 475 millones de euros, adicional a un préstamo de 140 millones avalado por el Instituto de Crédito Oficial (ICO) y 600 millones de deuda, con unos resultados operativos negativos desde el inicio de la pandemía y la caída del tráfico en detrimento, la nueva situación de la compañía aérea suscitará a la renegociación de su precio para cerrar su venta con IAG cuyo valor inicial hace un año era de 1000 millones de euros dispuestos a ser pagados en efectivo, valor que el mercado actual sitúa en torno a 500 millones tras la mayor crisis que atraviesan las aerolíneas en la historia.