El Aeropuerto Josep Tarradellas cierra nuevamente sus operativas en la T2

Con una caida del 71% en el tráfico aereo, el Josep Tarradellas se ve obligado a concentrar sus operativas con el fin de economizar costes y optimizar su gestión mediante la readaptación y reducción de servicios.

Después de registrar 712.283 pasajeros el pasado octubre, un 84.7% menos que el año pasado en la misma fecha, el Aeropuerto barcelonés de la red Aena ha optado por trasladar a la T1 las actividades de todas las aerolineas de la T2 afectando a compañias como RyanAir, EastJeT Y WizzAir 

La reorganización pondrá operativos los modulos C y E de la Terminal 1 que permanecían cerrados debido al descenso del tráfico aéreo. Con los módulos A, B y C gestionando los vuelos del espacio Schengen y los D y E destinados a las operaciones fuera del espacio Schengen, el Aeropuerto de Barcelona El Prat prepara su Terminal 1 para atender a totalidad la actividad remanente del Aeropuerto y cierra nuevamente sus operativas en la T2 a partir del 1º de Diciembre del presente año.