El Aeropuerto de Barcelona refuerza su Conectividad en 23 destinos

La Dirección de Aviación de Rutus (CDRA) ha propuesto su nuevo plan estratégico 2021-2024, que tiene como objetivo restaurar el sector de la aviación debido a la pandemia Covid-19.

Esta es la hoja de ruta de los próximos cuatro años para que el Aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona-El Prat recupere su condición de intercontinental tras el mayor descenso de pasajeros de la historia. El plan incluye una evaluación del impacto de Covid-19 en las rutas y aerolíneas globales, identificando factores clave para restaurar y mantener la sostenibilidad de los vuelos del aeropuerto, como las instalaciones de paso mientras se protege la salud de los pasajeros. En este sentido, el aeropuerto ha obtenido el certificado "Airport Health Certification" emitido por el Airport Council International (ACI),

 

Conectividad a hubs europeos y globales y monitoreo continuo de oportunidades como medidas de emergencia Ante la crisis actual, el plan estratégico 2021-2024 incluye dos importantes objetivos de trabajo y vigilancia como medidas de emergencia para garantizar la accesibilidad global del Aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona-El Prat: Conectividad garantizada con 19 importantes hubs mundiales y europeos, ya que actúan como nodos para visitar cualquier destino relevante del mundo. Muchos de estos hubs ya cuentan con rutas directas y una gran cantidad de vuelos importantes todos los días, mientras que se espera conectividad a corto plazo con otros hubs. Como resultado de la reestructuración general de la industria de la aviación, y debido a la mejora en la capacidad actual de Barcelona para atraer viajeros, las oportunidades de los mercados emergentes serán monitoreadas de manera continua y exhaustiva.